lunes, 27 de agosto de 2007

Vivir con Miedo- ensayo

VIVIR CON MIEDO

A continuación un ensayo que he estado considerando desde hace unos días, en el que explico por qué no avalo la idea de tener que portarnos bien para que nos quieran los medios.

VIVIR CON MIEDO
Por el Victor Hernández


I. LA ERA DEL PRI

Todos los que crecimos en el México del régimen priista (esencialmente los que nacimos antes de 1985) recordamos perfectamente lo que significaba vivir con miedo.

Desde pequeños a los mexicanos nos inculcaron que hablar mal del gobierno, o salirse de los cánones establecidos por el sistema era el suicidio. Ya sea, en el mejor de los casos, por el estigma social que esto implicaba, o en el peor, por el riesgo a ser detenido, torturado, o de plano asesinado o desaparecido.

Y no sólo en la política. En televisión los MUCHO muy audaces, y ya después de las 10 de la noche, se atrevían a decir "güey" a lo mejor muy de vez en cuando. ¿Cualquier otro tipo de palabrotas? Ni pensarlo.

Pero dejemos las palabrotas. No se podían mencionar marcas. Todavía recuerdo cuando a Tony Camo (uno de esos hipnotizadores que salían en la tele) se le salió en Siempre en Domingo decirle a un hipnotizado que se estaba tomando "una coca-cola." Como Tony Camo era de España se le hizo fácil. Pero ni mal terminó su show y Raúl DelAsco (digo) Velasco salió en chinga a ofrecer disculpas a la sacrosanta coca-cola por mencionar a su inmaculada marca registrada.

¿Tolerancia sexual? Ni pensarlo. Al que tachaban de homosexual automaticamente lo tachaban de "sidoso" y era el fin de su vida pública.

Para acabar pronto, era tal el MIEDO que se vivía en ese entonces que la gente de plano decía que no se debía hablar ni de política ni de religión.

¿Por qué?

¿Por qué aceptamos esa vida plagada de miedo?

Como dije, por que se nos había amenazado como sociedad con ser agredidos por el sistema. Tlatelolco, la guerra sucia, el asesinato de Manuel Buendía, la represión a periodistas, el tehuacanazo y la picana de la policía judicial, etc. TODO eso mantenía a la gente sumergida en el MIEDO.

Hasta que salió el EZLN y la gente poco a poco le empezó a ir perdiendo el miedo al gobierno priista. Si algo se le tiene que reconocer al EZLN es que liberó a México del MIEDO AL PRI.


II. BAILE DE MÁSCARAS

Para mi uno de los grandes enigmas tanto de la sociedad mexicana como de la sociedad americana es POR QUÉ a la gente le importa un bledo lo que piensen los demás sobre su apariencia física.

No lo entiendo. No lo carburo. No logro ver QUÉ es lo que le provoca a la gente PÁNICO el presentarse ante los demás siendo como es.

La primer clase que tomé en la universidad fue una clase de sociología. En esta clase se trató de presentar una especie de radiografía de tres sociedades distintas; la americana, la japonesa y la mexicana. La manera en la que esta clase presentó a la sociedad mexicana era como una sociedad que se escondía detrás de máscaras. Y es verdad. Aunque nos gane el orgullo, tenemos que admitir que en general en México la gente no dice las cosas; las da a entender. Nadie pide, espera a que le ofrezcan. Pocos hablan directo y sin rodeos; se usan sutilezas. Se sonríe cuando en realidad se quiere mentar la madre. Se declara el gusto de escuchar a alguien cuando en realidad no se le quiere ver ni en pintura. Ejemplos como estos sobran, per común denominador es simple y sencillamente este: a la gente le da MIEDO hablar sin rodeos.

También ocurre en Estados Unidos. Y especialmente en la cultura empresarial. En ningún lugar del mundo he visto tanta hipocresía junta como en la cultura de oficina de las empresas de Estados Unidos. Al grado de que he conocido a gente que sonríe con "sonrisa empresarial" que de plano me ha FRIQUEADO por lo falsa de su sonrisa. No logro entender como puede caber junta tanta falsedad en una sola persona y de plano me saca de onda.

Ahora bien; que esto pase en una empresa en donde a fin de cuentas su principal objetivo es hacer dinero aunque esto implique ser un hipócrita lo entiendo. No lo justifico, pero igual las prostitutas pretenden que les gustan sus clientes para tenerlos contentos. Vaya, se trata de la ambición convertida en falsedad. Pero en el trato del diario en una sociedad no lo entiendo.

¿A qué le tienen miedo? ¿A saberse descubiertos? ¿A que los demás sepan que no están dispuestos a seguir el juego?

Esa es la razón por la cual INVARIABLEMENTE me van a ver en fachas. Llegó el punto en el que simplemente decidí que prefiero que la gente me vea feo. Total, como dice una corcholata que compré una vez: "si te caigo bien que padre, y si no CHINGA TU MADRE."

Supongo que los darketos, jipis, rockeros estilo Maná, y demás payasos van a tratar de justificarse a si mismos con esto que estoy escribiendo. Ahórrense el esfuerzo. Ustedes tienen MUCHO, pero MUCHO más miedo que el resto de la gente a ser como de verdad son. Y precisamente por eso es que se DISFRAZAN de algo que nunca serán.

Y mientras la gente no aprenda a destruir su propia máscara, seguira viviendo con miedo.

Lo que me resulta patético de esta situación, es que NADIE nos amenaza con matarnos, torturarnos o desaparecernos si rompemos la máscara. Nos ponemos la máscara POR QUE QUEREMOS. Y nada más. O por temor a que nos vean como de verdad somos.



III. THX-1138

La primer película que dirigió George Lucas es una obra maestra de la ciencia ficción. Se llama THX-1138 y trata sobre una sociedad subterránea sumida en el estupor de los sedantes y en una jaula sin rejas, sostenida unicamente por el MIEDO en la cabeza de la gente. Algo así como el Brave New World de Aldous Huxley mezclado con ciencia ficción de principios del siglo 20.

En una de las escenas decisivas de la película, Robert Duvall, quien interpreta al personaje principal, llamado THX-1138 (en esta sociedad nadie tiene nombres, sino números y prefijos) decide simple y sencillamente salirse de una cárcel que literalmente no tiene rejas. Los que están "enjaulados" nunca abandonan la "jaula" por temor, no por que algo los detenga. George Lucas explicó esta escena como una jaula mental. Se trata de los miedos que se construye la gente alrededor de su propia mente en la sociedades, y que les impiden actuar con libre albedrío. El salir de esta jaula, para George Lucas, no implica simplemente salirse de una cárcel, sino de cambiar la menera de pensar en una persona; de abandonar el miedo para atreverse a ser uno mismo.

Por que finalmente el miedo no es algo tangible. Es algo que se traumatiza en la mente de la gente. Es una abstracción. Nada más.



IV. LA CONSTRUCCIÓN DEL MIEDO

Algún vivales debe haberse dado cuenta en la prehistoria del hecho de que amedrentando a la gente se le puede controla. Fué ahí donde nacieron las religiones. En el temor a lo sobrenatural, a lo desconocido, a lo que se ignora.

Uno de estos vivales debe de haberse dado cuenta de que haciendo algunos trucos "de magia", o inventando que tiene poderes super-poderosos, podía engatuzar al resto de la gente para sacarles obejtos de valor, lealtades, y cualquier otra cosa que se le antojara.

Luego otro vivales se dio cuenta de que mezclando a la religión con la fuerza bruta se podían crear ejércitos. Con estos ejércitos se podía "conquistar" (robar, en realidad) lo ajeno. Y que "conquistando" lo ajeno se podían crear imperios.

Claro, para que alguien pudiera beneficiarse de este sistema de despojo, primero tenía que ajustarse a los moldes que el sistema imponía. ¿Quieres lana, propiedades y poder? Vístete como te digamos, piensa como te digamos, haz lo que te digamos, y nunca se te ocurra cuestionarlo. No pienses. No tengas identidad propia. Haz lo que se te dice y recibirás algunas migajas. Date por bien servido, agradece a dios y su majestad.

Y cuando eso ocurrió, fue que nació la derecha.

Hasta el día de hoy el pertenecer a la derecha implica aceptar construirse miedos alrededor de la mente. Estos miedos implican el vestirse de tal forma, el obedecer órdenes sin chistar, el creer en tal o cual, el actuar de determinada manera, y el discriminar a todo lo que sea contrario a lo que los superiores ordenan.

Todo esto con un objetivo y un objetivo solamente: el CREER que de alguna manera se es superior.

Subrayo la palabra CREER. Por que se podrá ganar 4 mil pesos al mes, tener una carcacha (si es que a carcacha se llega), vivir en un departamento de interés social, y saberse jodido, pero mientras se construya la masturbación mental de la pertenencia en un grupo de supuestos privilegiados, la jodidez es lo de menos: se es "ganador" aunque se viva eternamete con la verga de los de arriba atorada en el fundillo.



V. EL MIEDO INSTITUCIONAL

A mi me da mucha risa ver como Federico Doring trata de dejarse crecer la barba para verse como Diego Fernández de Cevallos, pero por más que lo intenta no lo logra. Como también me dan risa (y pena ajena) los diputados y senadores de TODOS los partidos políticos--como dos changos del PRD con los que me topé una vez atrás del templete del Zócalo durante la época de los campamentos--que se untan quien sabe que fregadera en el pelo, se emperifollan con traje y corbata, y salen a poner su cara de pendejo ante el público por que creen que así dan la imagen de superioridad y hasta inspiran respeto.

Bah.

He visto directo a los ojos de los políticos y he visto el TERROR que les causa la posibilidad de que sean balconeados. He visto como se ponen pálidos ante una mirada cuestionadora y como se les desencaja el rostro cuando saben que su imagen de supuesta superioridad no les sirvió ni para una CHINGADA.

Lo peor es que ese miedo rebasa los niveles de la mera jaula mental. Se trata de un miedo institucionalizado. Un miedo a perder no la imagen, sino el poder y las migajas.


VI. LA EJECUCIÓN DEL TERROR

Al verse sin un comunismo con el cual asustar a su población, la derecha fascista de Estados Unidos perpetró contra su propio pueblo uno de los peores actos de terrorismo en la historia reciente: los ataques a las torres gemelas del World Trade Center en Nueva York.

Les dio resultado. La sicosis de miedo que causaron estos atentados le garantizó a George Bush el poder mantenerse en el poder estando a poca distancia de ser llevado a juicio político por los escándalos de ENRON. Se trataba de fraudes milti-billonarios que de un sólo golpe fueron borrados del mapa.

No sólo eso. La sicosis de miedo le causo tal parálisis mental a la sociedad americana, que muchos aceptaron sin chistar que les quitaran sus garantías individuales, que se instituyera un régimen fascista en el que el estado policiaco podía vigilar todos los movimientos, conversaciones, y actividades de todos los habitantes de los Estados Unidos y ADEMÁS castigar a quien se atreviera a hablar mal del gobierno.

El miedo, los políticos lo aprendieron muy bien desde la prehistoria, es un método de control de masas, de grupos y de individuos. Tiene un inconveniente, no obstante: es solamente de efecto temporal. Para 2006 el terror causado por los atentados del 11 de Septiembre de 2001 practicamente se había desvanecido, y ahora los responsables de esta sicosis estaban siendo cuestionados y castigados en las urnas.

¿Cómo fue esto posible si durante la guerra fría se logró mantener a la población no sólo de Estados Unidos, sino del mundo en un constante estado de miedo por medio siglo? Miedo al comunismo, miedo al capitalismo, miedo al imperialismo, miedo a los misiles soviéticos, miedo a los misiles gringos, etc.

La respuesta es muy sencilla: por que durante la guerra fría el control de los medios era absoluto. Aún con publicaciones underground era practicamente imposible difundir ideas que fueran contrarias a la versión oficial. En Estados Unidos Michael Moore logró romper esta barrera en 1988 con su documental Roger and Me, pero aún así, no fue suficiente.

De 2000 a 2007 se da una expansión del uso de internet que rompió con el dominio de los medios masivos de comunicación por los grandes corporativos. Si la gente acabó cuestionando la historia oficial del 11 de Septiembre de 2001 en menos de 4 años fue gracias a que la gente empezó a investigar y a presentar sus conclusiones en internet.

Y cuando eso sucedió, el poder de los medios para causar miedo comenzó lo que es ahora el inicio de su declive.



VII. CUANDO LA AMBICIÓN SE CONVIERTE EN PÁNICO

Fernando Belaunzarán, uno de los achichincles de Chucho Ortega en Nueva Izquierda, y además responsable de haber vendido al PRD en Oaxaca a los intereses de Ulises Ruiz, pensó que me iba a engatuzar mandándome un choro mareador con el que, según él, explicaba por que a Nueva Izquierda le gustaba tanto dar las nalgas. Lo hizo el 8 de Febrero de 2007 en un e-mail que todavía conservo, y que esencialmente se reduce a esto: queremos moche, así que, como las putas, nos bajamos los calzones para que nos lo den.

No exagero. Vean lo que describe como la línea política de los chuchos en el e-mail que me mandó:

La tercera (línea política) es la de la realidad de los gobiernos estatales que tienen que lidiar con la enorme discrecionalidad que aún tiene el Poder Ejecutivo Federal. Aquí la relación entre gobiernos es por demás tersa cuando no endulcorada. Aquí no hay crisis política ni problemas de legitimidad ni malestar social. Lo que predomina es el interés pragmático de contar con los recursos a tiempo, de que se apliquen los programas federales, de contar con los apoyos para enfrentar al crimen desatado. En este ámbito nadie quiere asumir riesgos no digamos de una confrontación sino incluso de un malentendido...con el gobierno de Calderón. Se entiende que dicha posición responde a la falta de certeza sobre una apuesta que rendiría frutos en años mientras se tienen que enfrentar problemas en lo inmediato y sería cuesta arriba hacerlo sin el apoyo del gobierno federal. Con el bienestar de la gente no se juega, salvo que se esté dispuesto a perder el estado en el siguiente proceso electoral, sería el principal alegato de quienes sostienen esta posición.


O en otras palabras, nos portamos bien por que si no el gobierno federal no nos da nuestro moche y entonces vamos a perder las siguientes elecciones.

O visto de otro modo: no le digo nada a mi viejo cuando me pega por que si no ¿quién me va a mantener?

El síndrome de Estocolmo, pues. Lo que Belaunzarán no dice, es que si los gobiernos perredistas tuvieran los TANATES y la sagacidad política para contrarrestar EN LO POLÍTICO los efectos de un ataque al presupuesto por parte del gobierno federal, los gobernadores perredistas hasta candidatos a la presidencia podría ser.

¿Qué pasó en 2005? El gobierno federal le redujo drasticamente las aportaciones presupuestales al DF para tratar de quebrar al peje. Lo que Fox no se esperaba, era que el peje había ordenado hacer un presupuesto para el DF ya de plano descartando cualquier tipo de dinero proveniente del gobierno federal. ¿Resultado? El peje ganó las elecciones de 2006 y le tuvieron que hacer fraude electoral para robarle la presidencia.

Y todo por que el peje NO TUVO MIEDO.

Otra cosa que Fernano Belaunzarán NO dice es que el dinero por el cual los chuchos babean NO es para la gente pobre. Es para que los chuchos hagan sus grillas. ¿En qué le beneficia esto a la gente? En NADA.

Si por el contrario los gobiernos perredistas arengaran a la gente para denunciar que el gobierno federal los quiere sofocar con el presupuesto, el PRD ganaría elecciones con la mano en la cintura.

Pero para eso se requiere de olvidarse de ambiciones políticas. La ambición en la política es la práctica futurista del miedo. Es el miedo a no tener el objeto del deseo. Es el egoismo llevado al nivel de enfermedad. De ahí que la izquierda en México esté tan amedrentada por que los medios los tachen de belicosos.

Curiosamente remata su batea de babas el pendejo de Belaunzarán con esto:

Es evidente que esta estrategia que da una gran importancia al Congreso evitaría el riesgo del auto aislamiento del PRD y contravendría la proyección mediática de éste como una organización contestataria, estridente, conflictiva, sin propuesta ni capacidad de llegar a acuerdos para avanzar; en suma, un partido perverso para el país y sin capacidad de generar confianza en amplios sectores de la sociedad, tal y como suelen presentarlo sus detractores con la expectativa de que se convierta en un partido electoralmente marginal.


O en otras palabras "si queremos ser putas bien cotizadas, nos tenemos que ver bonitas."

La realidad es que el miedo de la izquierda a ser atacados en los medios se debe principalmente a su incapacidad para sentarse a fraguar una verdadera estrategia de medios que no sólo pare en seco la guerra sucia contra la izquierda, sino que además le vire la tortilla al PRIAN.

Maneras de hacerlo sobran. En este blog hemos mostrados videos y documentado varios casos de violencia provocada por el panismo. Tanto dentro como fuera de San Lázaro. Y los perredistas no han sido capaces de capitalizar politicamente NINGUNO de esos ejemplos.

TAMPOCO ha sabido capitalizar el PRD, por lo menos de manera eficiente, lo huecas, nefastas e inútiles de las "propuestas" del PRIAN. Y TAMPOCO han tenido ni el interés ni el valor para promover las propuestas del gobierno legítimo en materia económica y social. Y todo por que Nueva Izquierda pretende hacer a un lado al peje para poder apoderarse por completo del PRD.

Esa ineptitud y esa falta de estrategia del PRD se ha convertido en MIEDO, que ahora pretenden disfrazar de "madurez" y de "responsabilidad." Por que si el PRD tuviera la audacia y las neuronas que sí tuvo el peje para responderle a sus adversarios, no estarían tan amedrentados por lo que dijeran los medios sobre ellos.

Por que a fin de cuentas las patrañas de la derecha no son sustentables. El shock del 11 de Septiembre no duró más de 5 años. Pero sólo por que la gente, desde las trincheras, logró vencer con ESTRATEGIA la desinformación de la derecha.


VIII. VIVIR SIN MIEDO

Alguna vez Mariana Guerra me lo dijo directamente: a ella le preocupa que los medios vuelvan a hacerle guerra sucia al peje; que repitan hasta el infinito sus declaraciones, sacándolas de contexto, para tratar de amendrentar a la gente cuando vean que el peje vuelve a tener el voto del pueblo y las preferencias electorales. Lo hicieorn en 2006, lo harán de nuevo en 2012. Por lo tanto, lo que se debía hacer era no darle armas al enemigo para atacarnos.

Yo no estuve de acuerdo en la idea de portarnos bien para los medios. Me parece que el miedo funciona en una sociedad en la que no hay información. Y que por lo tanto, lo que se debe de hacer es informar a la sociedad para que las estrategias de miedo no puedan dar resultado. Resignarnos a que la sociedad mexicana es monolítica e imposible de cambiar es resignarnos a que todo siga igual para siempre. ¿Qué sentido tiene luchar por cambiar al país entonces?

NO se puede decir que el México de 2007 es el mismo México de 1987, cuando Raúl Velasco hubiera pedido disculpas a la coca-cola. ESO es lo que me indica que SÍ es posible cambiar a esta sociedad. De ahí el que considere que no se puede vivir para siempre con miedo. De ahí que considere que no puede uno vivir para siempre preocupado por los ataques de los medios.

Por otro lado considero que la derecha SIEMPRE buscará la manera de atacarnos mediáticamente inclusive si nos portamos "bien". Si a un esbirro de la derecha se le tiran netas al chile pelón con zuelas de hule vulcanizado, te va a responder que eres un beligerente, un radical y un violento. Si le respondes con argumentos y con toda la calma y palabras bonitas del mundo, te va a responder que eres un anticuado que de todos modos estás mal digas lo que digas. Ya cuando los argumentos son imposibles de rebatir, la "tapona" de la derecha es "no estoy de acuerdo así que estás mal."

Literalmente esa es la manera en la que se conduce la política en Estados Unidos. Se presentan los candidatos en sus campañas bien vestidos, bien portados, bien hablados y bien peinados. Intercambian palabras con cara de tranquilidad (como si por dentro no quisieran patearle los güevos al contrincante) y hasta se dan la mano. Al siguiente día, no obstante, se sacan spots acusándose de ser peligros para la patria y tratando de amedrentar al electorado con la posibilidad de que gane el contrincante.

¿DE VERDAD a eso es a lo que que queremos llegar como sociedad en la manera en la que se conduce la política en México? ¿Al dominio de los medios por encima de las convicciones y del valor civil?

Yo no me resigno a que la realidad del país es que "como te ven te tratan". No acepto la idea de la máscara. No acepto la idea de la jaula mental y no acepto la idea de vivir con miedo simplemente por que creemos que no hay de otra. Francamente no me gusta ni tantito la idea de vivir en la misma asfixia en la que se vivía en la era del PRI, sólo que con los medios generando el terror que antes causaba el partido de estado.

Por que si permitimos que eso suceda, viviremos subyugados por el arma favirita de la derecha; el arma con la que sostuvieron una guerra fria de medio siglo y con la que justificaron la edificación de un estado policiaco: el miedo.

No tenemos por qué doblegarnos por miedo a los medios cuando podemos enfrentarnos a ellos con estrategia. Pero para hacer esto, primero tenemos que quitarnos de la cabeza la idea de que esto no es posible. Así, y sólo así, podremos vivir sin miedo.


UPDATE:
Este es el trailer de THX-1138. Les recomiendo que la vean. Es definitivamente una película renegada:

THX-1138 (TRAILER)

http://youtube.com/watch?v=tOpga_lVR8c

Por cierto que nunca se me van a olvidar las dos frases que Lucas usa para criticar a la sociedad americana. La primera: "Are you now, or have you ever been?" (¿eres ahora o alguna vez has sido?) que en realidad son las palabras con las que Joseph McCarty iniciaba sus interrogatorios en la cacería de brujas que hizo contra el comunismo en Estados Unidos: "Are you now or have you even been a member of the communist party?" (¿eres ahora o alguna vez has sido miembro del partido comunista?). La segunda: "Buy more. Buy more NOW. Buy. And be happy." (Compra más. Compra AHORA. Compra. Y se feliz.)


Una razón más para apoyar al peje en el 2007.

UNETE EN FACEBOOK

Neurona TV- musica-documentales-etc.

Link directo del canal www.worldtv.com/neuronacolectiva copia y pega en el web browser.